Post-boda de Alejandro y Laura

Post-boda de Alejandro y Laura

Estás llena de vida, y todo lo que tocas, está lleno de ti.

Describir con palabras lo que supone para una pareja lo que un día inició una historia de amor y unidad y que por consiguiente tras la boda  ésta  será eterna : resulta extraño. Pues como dicen muchos sabios, la mayoría de las veces :”las palabras sobran”. Y son entonces cuando esas  fotografías que capturaron los mejores  momentos, hablan por sí mismas. Instantáneas que se grabaron en la tez cual grabado para siempre,  y que sin duda alguna, también llenarán los álbumes y cajones de recuerdos de los novios y de muchos familiares y amigos.

Todo comenzó por Shunshine,  lugar donde se hospedaron los que serían nuestros novios, Alejandro y Laura. Y qué  mejor lugar que ese, cuyo nombre hace referencia a la luz y vida que invadían nuestros objetivos, para ver el vínculo que existe entre ellos, y ahora verlo también con nosotros.

Con la sonrisa puesta todo el tiempo durante la boda en Santa Ana, la novia y su marido no posaron para nosotros,  sino para ellos mismos,  y nosotros capturamos el amor que les unía. En en reportaje post boda  la naturaleza,  los árboles, las flores,  las puestas de sol,  se pusieron de acuerdo para que  nuestros objetivos fotografiaran la mayor unidad.  Mil y una primavera  por vivir juntos,  mil y una flor por regalar. Y puesto que  la tradición esta impregnada en nuestro trabajo,  los paisajes tan espectaculares de la Alhambra y el Albahicín le sentaron de maravilla a esta hermosa y feliz pareja.

Me dedico a la fotografía  desde que  por fin  topé con una máquina de fotos. Y desde ese momento no me canso de intentar expresar cada instante de felicidad o belleza , y hacer de éste, algo único. Os doy las gracias una vez más por confiar en nuestro trabajo,  pues más agradecidos estamos nuestro equipo de hacer de nuestra labor,  algo bonito para disfrutar.