Martín, un regalo único

Martín, un regalo único

Qué mejor que una madre que es una figura clave para todos, vea crecer a sus hijos. Qué mejor manera que éstos lo hagan con sus mejores sonrisas. Y es que para una madre, la persona que por naturaleza se ubicó 9 meses en su vientre, merece ser visto por sus ojos eternamente.

Existe una verdad universal a la cual nos logramos aferrar, queramos o no, todo pasa y nos abandona . Los primeros pasos de un bebé se convertirán en  miles de metas superadas, los dientes de leche se caen, los nueve meses más bonitos para una madre, se alejan para siempre.

Es por lo que nosotros tratamos de  involucrarnos  totalmente, para que puedan guardar para siempre en fotografías muchas etapas de la vida de sus hijos. Goyo fotógrafos cuenta con numerosas maneras de poder sorprender a tus hijos, a  tus amigos que se inician en la maternidad, a tu hermana o hermano que se adentra en el matrimonio, y/o incluso para capturar  la instantánea de una sonrisa mellada.

Hoy somos cómplices de la unión de Martín y su madre, la cual se enamoró tiempo atrás de su trabajo  rodeado de niños y se decidió por traer a este mundo un pequeño y risueño bebé. Pudimos fotografiar las facciones más bonitas de Martín, el cual nos mostró sus  enormes y oscuros ojos durante toda la sesión. También pudimos ser partícipes de cómo Stella observaba a su hijo, una mirada llena del mayor amor del mundo, y es que me reitero, un hijo es el mejor regalo para una madre.  Se trata de un acuerdo de palabras, pero sin éstas.

Hoy Stella da las gracias a sus amigas por este regalo, y más agradecidos estamos nosotros como profesionales  porque éstas han confiado en nosotros para hacer de una sesión de fotos un recuerdo único.