Loli, Juan y el reportaje del bebe Ian

Loli, Juan y el reportaje del bebe Ian

Ojalá pudiéramos parar el tiempo, para guardar por siempre instantes inolvidables como los que vivimos con nuestros hijos. Su primer llanto, su primera sonrisas, sus  primeras palabras o sus primeros pasos. Somos nosotros los que disfrutamos más que nadie de esos momentos que, a partir de ellos, no volverán a suceder, o al menos del mismo modo.

Porque no sabemos si son ellos los que aprenden de nosotros, o tal vez somos nosotros los que aprendemos de ellos. Aprender a ver la vida desde otras perspectivas, aprender a proteger, aprender a dormir menos horas o trasnochar,  aprender a cocinar comidas de bebés y comer tú  también con ellos, aprender a querer y amar a a alguien incluso más que a uno mismo.

Hoy, gracias a una de las familias que quizás nos ha mostrado todos sus perfiles tanto en su enlace matrimonial  como  en el periodo de su embarazo tiempo atrás, han querido regalarnos uno de sus siguientes pasos en el inicio de fraternidad : su pequeño hijo Ian. Qué  extraño y bonito nombre,  ¿verdad?,  pero más bonito y extraño  fue él  y cómo  se comportó durante la sesión de fotografía para bebes.

Pequeña sonrisa sonora la tuya Ian,  que supo conquistar todos y cada uno de los objetivos que enfocaban  para guardar instantes para siempre. Bendita infancia la tuya, que pudimos cogerte con dos manos  siendo tan pequeño y sintiéndote tan grande.

Ojalá la vida no pasará tan rápido  sin darnos cuenta,  pues el tiempo es efímero y no se puede volver atrás. Te dice adiós y no un hasta luego.  Y qué  mejor que poder recordar momentos  tan importantes como lo es el  matrimonio,  la postboda,  la barriguita de la futura mamá  y finalmente, al pequeño Ian. Gracias de nuevo, por creer en nosotros y hacernos partícipes  de las mejores etapas de vuestra vida. Gracias por confiar en revelar todo un camino juntos.